Viñateros y cereceros entre los principales afectados por mega incendio de Quillón

0
81
Viñateros y cereceros entre los principales afectados por mega incendio de Quillón
  PEC Chile - Revista del Cerezo  

Tras seis días de combatir el mega incendio que arrasó con 2.153 hectáreas, los equipos de emergencia respiran más tranquilos. Las condiciones climáticas son algo más favorables y han disminuido su intensidad las últimas 48 horas, dice Juan Carlos Molina Guzmán de la Seremi de Agricultura de Ñuble.

La comuna de Quillón, ubicada en la en la joven región de Ñuble, fundada en 2018, cuenta con 16.000 mil habitantes los cuales centran sus actividades económicas en la agricultura, con producción de frutas, hortalizas y vinos, entre otros; la silvicultura, especialmente en producción de maderas de pino y eucaliptus, y el turismo.

Pero son sus agricultores y productores de vinos y frutas los que hoy están sufriendo los efectos de un duro golpe, como declara la dueña de la Viña Lomas de Quillón Limitada, en el kilómetro 10 del camino a Cerro Negro, Pilar Villalobos Noboa. “Las plantaciones sobrevivieron, no así, la producción. El incendio no llegó directamente a nuestras uvas, pero el excesivo calor produjo de inmediato una merma de toda la producción de este año de nuestras 9 hectáreas de viñedos con las que contamos. Solo nos queda esperar a que se solucione el incendio y volver a cosechar”, agregando que el periodo de producción y cosecha de este recurso tarda un año en llevarse a cabo.

BALANCE NEGATIVO

Este siniestro es uno más de los factores de la baja productividad de la zona en los últimos años. Pilar Villalobos, asegura que el balance no ha sido bueno “Este año estuvo lento por la pandemia y bajó considerablemente el turismo. Acompañado del excesivo calor provocado por el cambio climático, los frutos no se acostumbran a las nuevas temperaturas. Creemos que van a pasar años hasta que eso suceda y podamos volver a los niveles de producción que teníamos años anteriores”, comenta la vitivinicultora.

Cabe recordar que en 2017 la Municipalidad de Quillón implementó la “Ruta del Vino” en la comuna,con el objetivo de acercar los turistas a los productores locales de pipeño, espumante y licores artesanales que por su lejanía con el centro urbano no lograban un buen acceso a los mercados de venta, disponiendo de un bus preparado especialmente para el tour que traslada a los veraneantes desde la plaza de la comuna hacia los viñedos. Esta iniciativa se vio muy golpeada por la pandemia la cual provocó una reducción del turismo.

Según el Catastro Vitícola Nacional del 2020 realizado por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Quillón cuenta con 822 propietarios de Viníferas segmentadas en un total de 1283,94 hectáreas de viñedos. Estas están divididas en 891,27 ha de viníferas de vino blanco, siendo principalmente de la variedad de Moscatel de Alejandría – Blanca Italia y chasselas.  Por su parte, 392,67 ha de tinto de Cabernet Sauvignon y País – mission – Criolla, concentran la producción de la Región.

CEREZOS PERDIDOS

Algo similar azotó a los pequeños productores cereceros. El dueño de la Parcela El Malleco del fundo La Esmeralda, Patricio Mora. Relató que “nosotros contábamos con 2 hectáreas y se quemaron todas. Es duro porque este año estuvo super malo, muy pocos clientes y mucha de la cereza no se vendía en la feria, tampoco se exportaba y teníamos mucha merma, ahora le sumamos el incendio”.

El agricultor también agregó que el periodo de volver a tener producción de este fruto será aproximadamente en tres años, debido a que tiene que plantar nuevamente.

Según el Boletín de Fruta de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) de diciembre de 2021. La provincia de Ñuble cuenta con 1.600 hectáreas destinadas al cultivo de cerezos, que actualmente están viviendo una baja considerable en su exportación, si bien el valor por kilo ha tenido un repunte en los últimos tres meses de US$4/kilo en julio a US$6,8 en noviembre, no se ha visto reflejado en una mayor comercialización.

En cuanto a la producción ésta pasó de las 4,273 toneladas en 2018 a las 3.163 toneladas en 2020.



Equipo Prensa
Cerezos Chile